Licenciamiento de contenidos: Licencia de Creative Commons.
Visitas: S.I.J.G.

martes, 5 de junio de 2012

EL JUICIO DEL TRONO BLANCO Y EL TRIBUNAL DE CRISTO

Sígueme en Twitter:
 
PARTE 2 DE LA SERIE: ¿QUE HAY DESPUES?


·                     EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
·                     EL TRIBUNAL DE CRISTO
·                     ESCUDRIÑAMDO LAS ESCRITURAS


Para muchos creyentes el juicio del trono blanco y el tribunal de cristo son dos cosas diferentes, aun para usted que está leyendo pudiera ser así, sin embargo desde ahora le digo en el nombre del Todopoderoso que no es verdad, no son dos cosas diferentes se trata de una misma cosa, siga leyendo para que lo vea.

ACTUALIZANDO AL NEOFITO
En caso de que usted no sepa de lo que he hablado en el párrafo anterior, lo actualizo, sucede que existen tres variantes de una enseñanza que se llama el RAPTO DE LA IGLESIA, en todas tres variantes (muy bien hechas por cierto – hay que reconocerlo) se establece que el tribunal de Cristo es solo para entregar galardones en el periodo de los tres y medio años que supuestamente la iglesia va a permanecer con el Señor arriba en el cielo y que al final de este periodo la iglesia descenderá junto con el Señor a imponer orden, en esta enseñanza se establece que nadie de los que comparecen a dicho tribunal pueden ser condenados que solo es para entregar galardones, por lo cual como puede usted verlo esta situación hace diferencia con lo que se denomina el gran juicio del trono blanco, en el cual se ve claramente de que hay condenados y redimidos.

EL JUICIO DEL TRONO BLANCO
Apo 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. .12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante EL SEÑOR; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. .13 … y fueron juzgados cada uno según sus obras. .15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

EL TRIBUNAL DE CRISTO
Rom 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. .11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. .12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.

ESCUDRIÑANDO LAS ESCRITURAS
Miremos ahora en detalle si en verdad son dos asuntos diferentes como los creyentes y maestros del rapto aseguran: Como primera medida el contexto dentro del cual esta Romanos 14:10 nos advierte sobre el andar juzgando y menospreciando a los hermanos en la fe por justamente la razón de que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo y daremos cuenta al Señor de lo que hubiésemos hecho, el razonamiento aplicado por los del rapto consiste en que por muy mal que te hubieses portado contra un hermano eso no te condena sino que no recibes galardón, ese razonamiento es inconsistente con la ley del Señor y con lo que sigue diciendo todo el pasaje, veamos: Rom 14:13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

Como se ve el asunto no es cualquier asunto del que está hablando el Apóstol Pablo, se trata de un asunto sumamente serio. Recordemos lo que dijo el mismísimo Señor: Mat 18:6 Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.

Pero claro esta advertencia no es suficiente para los “maestros del rapto” lo que el Señor dijo eso no tiene peso para ellos cualquiera puede poner tropiezo y hasta juzgar a otros hermanos más débiles en la fe y no les pasara nada sino que según ellos simplemente se quedaran sin galardón. ¿Cree usted esa mentira?
Y es que en todo el contexto de Romanos 14:1-23 se habla de los débiles en la fe, se habla de aquellos a los cuales nosotros pudiéramos hacer tropezar, pero todos esos 23 versículos no son suficientes, los “maestros del rapto” dicen que no que en el tribunal de Cristo no hay castigo para nadie solo es para recibir galardones. Rom 14:15 Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió.

¿Si se pierde el hermano por mi culpa y yo sigo siendo hno, me quedare sin castigo? O acaso el castigo será que pierda mi galardón, ¿es tan liviana la justicia del Señor? De ninguna manera es por eso que el Apóstol dice que cada quien dará cuenta de si al Señor y que cada quien comparecerá ante el tribunal de Cristo. Por eso dice: Rom 14:20 No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todas las cosas a la verdad son limpias; pero es malo que el hombre haga tropezar a otros con lo que come.

Pero claro se vale destruir la obra del Señor impunemente y solo será que perdamos nuestro galardón y ya, que bien! Hay que aplaudir a los “maestros del rapto” por su teología (hablo irónicamente). ¿Dónde acomodan ellos este verso?
Rom 14:22 ¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.
¿Se condena o no se condena el que menosprecia y hace tropezar? ¿Se condena o no se condena el que sabiendo las cosas mejor que otros los hace tropezar?

Claro que se condena, pero como supuestamente en el tribunal de Cristo esas cosas no pueden suceder porque sol oes para entregar galardones y ya, que mentira!! Por supuesto que todo aquel que haga tropezar a uno de estos pequeños en la fe se condenara ya que como dice el verso siguiente por el conocimiento que tiene hace dudar a otros de lo que ya sabían: Rom 14:23 Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado.

Ahora si después de todo esto usted mi estimado hno prefiere seguir creyéndole a los “maestros del rapto” siga haciéndolo no le auguro un buen final, se lo digo en el nombre del todopoderoso, ya que esa enseñanza es muy floja y desprovista de claridad, la cual es suplida con fabulas como la que acabamos de desmantelar. Ahora bien como seguramente alguien pudiera ser que haya quedado insatisfecho, observe lo siguiente: 2Co 5:10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

¿Ese “sea bueno o sea malo” a que se refiere?
Se refiere por supuesto a premios y castigos, y en el contexto ahora no nos habla del hno débil en la fe, nos habla desde el capítulo 4 hasta el 5 sobre el trabajo y la responsabilidad del creyente con su propia vida espiritual y con el trabajo de la predicación a otros, de allí que en el verso 9 del capítulo 5 se nos anime a serle agradables al Señor concluyendo en el verso 10 con la expresión “porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo” y lo que termina diciendo el verso que según lo buen o lo malo que hicimos así recibiremos.

Pero claro los “maestros del rapto” dicen que no es así y hay que aceptarles sus errores. Otro argumento que sacan es el de que la salvación es sin obras, hay que aclarar lo que ellos no hacen, la salvación es por gracias, es decir, por fe y sin las obras de la ley, pero las obras de las que los creyentes daremos cuenta son todas aquellas obras espirituales que debimos hacer, son aquellas obras que el Señor preparo para que tú y yo anduviésemos en ellas; Efe_2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Si eres negligente y no haces esas obras espirituales u obras de fe, habrás negado la fe en el Señor siendo perezoso, negligente y desobediente. ¿Cuál es el fin de los que no obedecen el evangelio?
1Pe_4:17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

Y en este contexto se habla de que el creyente es quien debe dar ejemplo tanto así que el “creyente” es el primero en ser enjuiciado por su no obediencia al evangelio así como también aquellos que teniendo conocimiento no lo hicieron. Pero claro eso no importa para los “maestros del rapto”, la salvación es tan gratis que no es necesario que des testimonio de tu fe en el Señor, la fe del tal es una fe muerta como lo dice: Stg 2:17-26

Si unimos todo esto con lo dicho al principio definitivamente tenemos que aceptar que el comparecer ante el tribunal de Cristo no es lo que los “maestros del rapto” han enseñado, antes por el contrario veo que es igualito al juicio del trono blanco, sin embargo si aún usted sigue creyéndole a los “maestros del rapto” espere y vea lo siguiente en el idioma original del griego: Rom 14:10 συ δὲ τί κρίνεις τὸν ἀδελφόν σου; ἢ καὶ σὺ τί ἐξουθενεῖς τὸν ἀδελφόν σου; πάντες γὰρ παραστησόμεθα (G3936:V-FDI-1P) τῷ βήματι τοῦ θεοῦ,

Παραστησόμεθα = Comparecer
G3936 = Número de la palabra en strong griego
V-FDI-1P = Morfema de la palabra
El morfema quiere decir lo siguiente: Función gramatical: Verbo; Tiempo: Futuro; Voz: Media Deponente; Modo: Indicativo; Persona: Primera [nosotros]; Número: Plural

Es un verbo en modo indicativo (algo que es real), y que ocurrirá más adelante en el tiempo, conjugado en voz media deponente ¿voz media deponente? ¿y eso que es? Se trata de aquellas situaciones en las cuales el sujeto es afectado, se usa de las expresiones de advertencia que indican un perjuicio y no un beneficio para el sujeto.  ¿sigues creyéndole a los “maestros del rapto”?, la gramática te indica de manera inequívoca que se trata de una situación de advertencia en la cual el sujeto pudiera resultar siendo afectado de manera negativa y no positiva, así que todos los que comparezcamos y de hecho seremos todos tenemos esa misma advertencia, en el sentido de que no podemos hacer tropezar a nadie en el camino y de que es necesario que demos fruto de la responsabilidad dada a cada quien, predicando y haciendo las obras de fe que deben servir de evidencia de que se ha creído en el Señor.

 El juicio del trono blanco es lo mismo que el tribunal de Cristo, de esto no hay duda, sin embargo el creyente de verdad verdad ese día tendrá confianza en lo que él Sabe que hizo con amor, con fe, con paciencia, con gozo, en paz, con templanza, con bondad, etc (Gálatas 5:22-23) y no sentirá temor aquel día (1ra Juan 2:28). Ya que lo que hizo lo hizo bajo la dirección misma del Señor, dando evidencias por medio de lo que hizo que el Señor realmente estaba en él por su Espíritu ayudándole en lo que hizo.

1Jn 4:17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. .18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

EL SEÑOR PERMITA Y TU SEAS OBEDIENTE Y COMPROMETIDO(A) A LO QUE TIENES QUE HACER SIN QUE NADIE TE ESTE CORRETENADO PARA QUE LO HAGAS.