lunes, 1 de enero de 2018

EL VERDADERO AYUNO DE ESTER

EL AYUNO DE ESTER

Est 4:15  Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo:  Est 4:16  Vé y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.  Est 4:17  Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.

Este sin duda es un pasaje muy interesante, más profundo de lo que a simple vista se ve, desde luego para poder mirar esa profundidad necesitaremos de la gramática hebrea, en primer lugar encontramos que dice el pasaje que ella pidió que ayunaran por ella, es una petición que escuchamos a diario en muchas personas a nuestro alrededor, como por ejemplo cuando nos dicen “ora por mi”, “ayuna por mi”, en la expresión usada por Ester al decir “ayunad por mi”, la palabra clave es “por”, dicha palabra es una preposición hebrea, no implica remplazar algo o tomar el lugar de otro, esta preposición (עַל al) tiene la connotación principal de indicar una dirección de arriba hacia abajo, como si de un respaldo se tratara pero con una base en la parte inferior, en este caso la reina lo que está indicando es que la apoyen en el ayuno que ella y sus sirvas van a hacer, es como si de un respaldo se tratase, no implica que solo Mardoqueo y los demás judíos iban a ayunar en remplazo de Ester.

Cuan diferente es esto de lo que muchos creyentes hacen al pedir que se ore por ellos o se ayune por ellos, así que cuando alguien les pida alguna de estas cosas, ustedes deben enseñarles que ellos son los primeros implicados y si no lo hacen ellos, pues no hay base en lo que están solicitando, si alguien solicita, debe poner la base antes para que ese “por” sea realmente algo bíblico y valido.

Ester por supuesto pide ayuno, pide respaldo al ayuno que ella va a hacer, lo hace porque ella entiende que de manera individual ella no sería la única afectada, sino todos y cada uno de los judíos, ellos también debían hacer su parte pues estaban en igual riesgo.

Para aclarar un poco más lo que la reina está diciendo miremos que la palabra usada por ella para decir “ayuno” es  צוּם tsum se trata de una raíz primaria, lo  que indica que de ella salen multitud de otras derivadas, su significado básico es “cubrirse la boca con la mano, como para reflexionar”, de allí que se le dé la connotación de abstenerse de comer o beber.

Cuando dice “y no comáis ni bebáis en tres días”, se supone que no debería haber razón para que se hiciese énfasis en lo que sigue “noche y día”, este énfasis lo hace la reina porque ella en su cultura sabe que la palabra usada para decir “día” es la palabra hebrea “יוֹם yom”, y esta palabra de no aclararse podría traer malas interpretaciones, así que “yom” puede significar ser caliente; día (como las horas abrigadas), sea literalmente (de la salida del sol hasta el ocaso, o de un amanecer al siguiente), o figurativamente (un espacio de tiempo definido por un término asociado), así como también antiguo, anual, año, aurora, avanzado, constante, continuo, crónica, cumpleaños, es por eso que la reina aclara que debe ser noche y día. Lo que para nosotros serían los tres días tal cual los entendemos.

Ella manda a cubrirse la boca con la mano, eso implica también no hablar mal del prójimo, abstenerse de hablar vanidad, abstenerse de andar amenazando al otro.

Isa 58:9  Entonces invocarás, y te oirá Yahweh; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;

Ella manda a cubrirse la boca de andar oprimiendo a los otros, a reconocer que han tratado mal a sus semejantes, cubrirse la boca es abstenerse de todo mal, es reflexionar sobre el andar propio, de allí que:

Isa 58:6  ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?

No era un cubrirse la boca solo por cubrírsela como podemos ver, pues esa palabra implica un propósito más profundo, desafortunadamente esos aspectos o se aprecia en castellano, por otro lado, la acción que lleva a cabo Mardoqueo en:

Est 4:1  Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor. Est 4:2  Y vino hasta delante de la puerta del rey; pues no era lícito pasar adentro de la puerta del rey con vestido de cilicio.

La cual fue anterior al mandato de la reina Ester, muestra una actitud penitente en el sentido de estar afligido o de estar afligiéndose a causa de algo, es la misma actitud que aquellos pretendían mostrar en:

Isa 58:5  ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Yahweh?
Con la diferencia de que estos últimos ya lo hacían por tradición y costumbre mas no por convicción real buscando una respuesta, en este sentido podemos decir que el ayuno actual que la gente hace al dejar de comer también ha seguido desafortunadamente la misma suerte pues por un lado cuando en las iglesias se convoca a ayunos, todos saben que los demás están ayunando, aparte de que ahora a los “ayunos” les llaman “ayunos con propósito”  o “ponle nombre a tu ayuno”, actividades en las cuales cada quien va a pedir algo en contraprestación por andar ayunando supuestamente para el Señor.

¿Necesita el Señor esta clase de ayuno? Por supuesto que no, esto queda más patente al leer un pasaje donde el Señor les responde y les dice que cada vez que hicieron eso, no lo hicieron para él.

Zac 7:1  Aconteció que en el año cuarto del rey Darío vino palabra de Yahweh a Zacarías, a los cuatro días del mes noveno, que es Quisleu,  Zac 7:2  cuando el pueblo de Bet-el había enviado a Sarezer, con Regem-melec y sus hombres, a implorar el favor de Yahweh,  Zac 7:3  y a hablar a los sacerdotes que estaban en la casa de Yahweh de los ejércitos, y a los profetas, diciendo: ¿Lloraremos en el mes quinto? ¿Haremos abstinencia como hemos hecho ya algunos años?

Vinieron varios de los judíos a preguntarles a los sacerdotes si debían seguir llorando y absteniéndose de alimentos y de otras cosas tal cual como lo habían estado haciendo por tradición por años.

Zac 7:4  Vino, pues, a mí palabra de Yahweh de los ejércitos, diciendo: Zac 7:5  Habla a todo el pueblo del país, y a los sacerdotes, diciendo: Cuando ayunasteis y llorasteis en el quinto y en el séptimo mes estos setenta años, ¿habéis ayunado para mí? Zac 7:6  Y cuando coméis y bebéis, ¿no coméis y bebéis para vosotros mismos?

La respuesta del Señor es contundente, “ustedes ayunan es para que los vean los demás, no lo hacen para que yo los mire, así como comen y beben así lo hacen para ustedes mismos”, lo que dice en los siguientes versos es el verdadero ayuno, lo cual encontramos en Isaias 58 (lealo usted mismo)

 Zac 7:7  ¿No son estas las palabras que proclamó Yahweh por medio de los profetas primeros, cuando Jerusalén estaba habitada y tranquila, y sus iudades en sus alrededores y el Neguev y la Sefela estaban también habitados? Zac 7:8  Y vino palabra de Yahweh a Zacarías, diciendo: Zac 7:9  Así habló Yahweh de los ejércitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano; Zac 7:10  no oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano.

Zac 7:11  Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; Zac 7:12  y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Yahweh de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Yahweh de los ejércitos.  Zac 7:13  Y aconteció que así como él clamó, y no escucharon, también ellos clamaron, y yo no escuché, dice Yahweh de los ejércitos; Zac 7:14  sino que los esparcí con torbellino por todas las naciones que ellos no conocían, y la tierra fue desolada tras ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues convirtieron en desierto la tierra deseable.

Como puede ver, el ayuno de abstenerse de alimentos no hace ninguna diferencia, a menos que vaya acompañado de todos estos mandatos que el Señor ordena, de allí que el cubrir la boca sea lo que le acabo de explicar, la reina Ester sabía muy bien lo que decía, la diferencia no la hizo el que ellos se hayan abstenido de comer, lo que movió la mano del Señor a favor de ellos fue su arrepentimiento genuino, el cubrir su boca para reflexionar y corregir. Indudablemente que se abstuvieron de alimentos y de bebidas, pero ya a estas alturas usted debió entender que eso por sí solo no sirve de absolutamente nada, el Señor no mira eso, una creencia errada dentro de muchos creyentes es el pensar que el Señor  en el AT mandara a ayunar por cualquier cosa, solo existía un mandamiento para “ayunar” UN SOLO DIA EN EL AÑO, y era el día de la expiación, no se debía tener eso como mandato para otras cosas, pero la gente tomo este ayuno como algo que “servía para todo” sin ser si, tal cual lo ha leído en el pasaje de Zacarías 7:1-14, no cometa usted el mismo error que ellos. Ester y los otros indudablemente se abstuvieron de comer y beber, pero eso no era parte del ayuno, pues la palabra ayuno (צוֹם tsum) ya sabe que no tiene nada que ver con eso, ese día del “ayuno” o día de la expiación lo puede encontrar en Lev 16:29-31; 23:26-32 y en Números 29:7, y se trataba de un día de reconciliación de los unos con los otros, era el día del perdón entre todos ellos, ¿qué tiene que ver esto con abstenerse de comer? Pues absolutamente nada, la tradición y la religiosidad han traído hasta nuestros días los mismos errores que ellos cometieron, no los cometa usted. Cuando en Sal 69:10  Lloré afligiendo con ayuno mi alma, Y esto me ha sido por afrenta.  David dice que afligió su alma con ayuno, lo que dice es que lloro cubriendo su boca, reflexionando en todo lo que había hecho, no habla de abstenerse de comer o beber.
Sal 69:10 (hebreo AT-Tanaj)   ואבכה   בצום   נפשׁי   ותהי    לחרפות׃
Observe aquí la misma palabra (tsum / tsome) בצום  la cual es por supuesto CUBRIRSE LA BOCA, David por supuesto arreglo su problema con el Señor y con todos aquellos contra quienes peco. Las diferentes formas en que encontramos los “ayunos” en la el AT, son producto de la religiosidad de las personas y del sistema religioso imperante contra el cual el Señor estaba enojado tal cual lo pudo usted leer en Zacarías 7:1-14, usted dirá ahora… caramba! Pero el Señor atendió muchos de esos “ayunos (abstención de comer y beber)”, yo le diré: si, claro que los atendió y dio respuesta, pero lo hizo solo por su gracia no porque ellos los estuvieran haciendo tal cual al Señor le agradaba y además porque a sus propósitos convenía atender a aquellos, a los cuales como usted se ha dado cuenta muchas veces no atendió, caso Zacarías 7:1-14e Isaías 58:1-14.

Así que de la forma como comían y bebían así también se privaron de alimentos porque les dio su gana, y el Señor les dijo que eso lo hicieron fue para ellos y no para él, que lo importante era CUBRIRSE LA BOCA PARA REFLEXIONAR Y CORREGIRSE PERDONANDOSE MUTUAMENTE.

Ahora bien, ¿qué fue lo que surtió efecto en “EL AYUNO DE ESTER”?

Mucha gente usa este pasaje para pretender demostrar que hay algo milagroso o mágico o como que esta clase de ayuno hace que el Señor obedezca o atienda tal o cual petición, nada más alejado de la realidad como usted lo acaba de aprender. ¿Porque atendió el Señor entonces la petición de su pueblo?

Est 4:13  Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío.  Est 4:14  Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?

Mardoqueo indudablemente un hombre de Emunah (fe), la cual agradó al Señor indudablemente pues desde un principio se mostró afligido delante del Señor, todo lo demás es consecuencia.

Heb 11:6  Pero sin fe (Emunah) es imposible agradar a Yahweh; porque es necesario que el que se acerca a Yahweh crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Indudablemente no fue el “AYUNO DE ESTER”, fue el hecho de que el pueblo CUBRIO SU BOCA, si a esto de “cubrir la boca” le llamas el “ayuno de Ester”, entonces estaremos de acuerdo.

CUBRE TÚ TAMBIEN TU BOCA Y TODO IRA BIEN, PAZ Y BENDICION PARA TU VIDA.

FIN


EL VERDADERO AYUNO

Isa 58:6  ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? Isa 58:7  ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Isa 58:8  Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Yahweh será tu retaguardia. Isa 58:9  Entonces invocarás, y te oirá Yahweh; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; Isa 58:10  y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Isa 58:11  Yahweh te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Isa 58:12  Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar. Isa 58:14  entonces te deleitarás en Yahweh; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Yahweh lo ha hablado.



sábado, 9 de diciembre de 2017

EL OBRERO ES DIGNO DE SU SALARIO

EL OBRERO ES DIGNO DE SU SALARIO

Esta es una expresión que con frecuencia usan aquellos que defienden el diezmo cuando ya no les queda argumentos posible, pensando que con esto pueden justificar su práctica, en este estudio veremos cuan alejados de la realidad están todos los que así piensan y aun los que por desconocimiento del asunto repiten lo que sus líderes le han enseñado sobre este tema.

Pasaje clave de esta expresión está en:
1Ti 5:17  Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.
1Ti 5:18  Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.

También se suele argumentar de manera complementaria con la siguiente porción:

1Co 9:13  ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan?  1Co 9:14  Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

Con estos dos argumentos, y muchos más que veremos en breve, así sin más y sin saber que dicen realmente se pretende avalar cualquier cosa que hagan los líderes en las seudo iglesias desde el punto de vista económico. Como primera medida no se pueden sacar estos pasajes de su contexto histórico y cultural para ponerlos como excusa para el fraude hoy día, si bien es cierto que en algunos de ellos se apela al sentido común del que lee, lo cual es correcto, pero no se puede ir más allá de eso.

Veamos lo siguiente:
CUANDO CONSIDERAMOS QUE EN 1Co 9:9  Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, DICENo pondrás bozal al buey que trilla Y QUE EN:  1Ti 5:18  Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario. TAMBIÉN ESTÁ LA EXPRESIÓN No pondrás bozal al buey que trilla”, definitivamente avalamos para ambos pasajes también la expresión  “Digno es el obrero de su salario”, EN AMBOS PASAJES DE ESTOS DOS LIBROS DICE LO MISMO, esto es correcto y es lógico, pues en ambos se habla de lo mismo, por consiguiente también se debe avalar lo dicho en: 1Co 9:14  Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio, para con 1Ti 5:18.

Pero… ¿Qué es lo que debemos entender realmente? ¿Cómo es que debemos entender estas cosas que está diciendo Pablo y de las cuales hablo el Señor mismo?


LAS DOS PARTES

PARTE 1

Miremos primero a que se refiere Pablo cuando dice: 1Co 9:14  cuando toma como apoyo las palabras del Señor para sustentar su argumentación, dividiremos en dos este verso, la primera parte (Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio) ¿DONDE SE ENCUENTRA ESTA ORDEN DEL SEÑOR? estas palabras se encuentran en:

Luc 10:7  Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa.
Mat 10:10  ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.
Jua 4:35  ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.
Jua 4:36  Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.
A simple vista se ve que estas son las palabras a las que se estaba refiriendo Pablo allá en 1Co 9:14 y 1Ti 5:17-18  lo cual es justo y es lógico pues se habla de lo mismo, sin embargo si miramos que en Mateo 10:10 aparece la palabra “alimento” y en Lucas 10:7 aparece la palabra “salario” ¿Cuál es la razón de esto?

Esto obedece a la connotación que le quiere dar el autor, la palabra griega usada para decir “salario” en Luc 10:7  y en Jua 4:36  es la palabra misthos (μισθός), esta palabra en efecto denota, jornal, galardón, lucro, premio, por implicación se usa para decir “salario”. De igual manera la palabra usada en Mateo 10:10 para decir “alimento” es la palabra griega trofé (τροφή), cuyo significado es: nutrimento (literalmente o figurativamente); por implicación raciones diarias (como si fuese salario):- mantenimiento, alimento, comer, comida, sustento.

¿A qué clase de obrero se estaba refiriendo el Señor en estos pasajes?

Para saber esto miremos a qué tipo de obrero se refiere el Señor, la palabra para decir “obrero” es ergates (ἐργάτης), esta palabra se usa para referirse a un obrero cualquiera en sentido general, esta es la misma que usa Pablo en 1Ti 5:18  así que esta expresión de que “el obrero es digno de su salario”, apela al sentido común, pues nadie trabaja de balde, todos esperamos recibir algo, unos de una y otros de otra forma, y es a lo que Pablo se refiere en:

1Co 9:7  ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?
1Co 9:8  ¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley?
1Co 9:9  Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes,
1Co 9:10  o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto.

No hay duda alguna, Pablo también se refiere de manera general a cualquier trabajador, al igual que el Señor, también apela al sentido común de quienes le escuchan o le leerán más adelante pues ellos mismos también se esforzaban en sus labores y eran dignos de su recompensa fuese cual fuese, la cual esperaban de aquel que los tomaba como obreros. Es claro que cualquier obrero tiene derecho y es digno de recibir su salario, su recompensa, o su contraprestación, o premio, o galardón por la obra que desempeña, es aquí cuando debemos leer lo dicho por el señor en: Jua 4:36  Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.

Ese que siega es un obrero del Señor indudablemente, siendo el Señor mismo quien “pagara” dicho salario, el trabajo de estos obrero del Señor está descrito un verso anterior, Jua 4:35  ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. Por supuesto es un trabajo diferente a los anteriormente descritos, es un trabajo espiritual que se hace para el Señor, es la misma orden de ir y predicar que el Señor da en: Mat 10:7-9  por eso es que Pablo con justa razón dice: 1Co 9:11  Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material? Es un trabajo espiritual el que se hace, lo material pasa a un segundo plano, no es una contraprestación equivalente ni justa pues lo que siembra Pablo y cualquier predicador es más valioso que cualquier cosa material que alguien pudiese darle o el recoger en dado caso, para comprender mejor todo esto, leamos:  1Co 9:12  Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.

La parte critica es esta (“Si otros participan de este derecho sobre vosotros”), especialmente la palabra “derecho”, la cual es usurpada por seudo predicadores, indudablemente la bendición que trae el predicador a la vida de aquellos, tarde o temprano se reflejara en algún área de la vida de aquellos que reciben, y la bendición del Señor llegara a esas vidas de cualquier forma (no necesariamente debe ser económica tal cual se pretende hoy día por muchos), cuando esa bendición llega, sería ilógico pensar que aquel que les predico y por medio de quien recibieron lo espiritual no tenga derecho a algo, pensar lo contrario sería ser injusto ya que sin esa intervención dicha bendición seria incierta y puede que aquellos prosperen en algo o avancen por sus propios medios, cosa que puede ser así, pero en la vida de otros, esa intervención traerá bendición y cuando esta llega, ese tiene derecho indudablemente pues aun humanamente hablando hizo algo, desempeñó una labor, ya queda en el corazón de cada quien lo que haga, pero esto no debe ser el interés del predicador pues ese no es su salario.

Lo que Pablo dice es una realidad, sin embargo el no usaba de ese derecho para no ser estorbo al evangelio y así debe ser aún mucho más en este tiempo por causa de la conciencia de quienes están alrededor y para quitarles la ocasión a aquellos que pudiesen pensar mal del predicador.

1Co 9:12  Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.

Cuando leemos 1Co 9:13  ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? ESTO NO ES EL SALARIO AL QUE SE REFIERE PABLO, ASI QUE OJO CON ESO.

Este verso 13 apunta a los sacerdotes de aquella época pues en esos días aun el sacerdocio levita era ejercido, dejó de ser así a partir del año 70 cuando la destrucción del templo y la dispersión de todos los judíos en lo que se conoce como la diáspora, así que no usemos ese verso para aplicarlo a nuestros días pues el templo del Señor somos todos nosotros.

Con todo esto aclarado, miremos ahora:

Mat 10:7  Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
Mat 10:8  Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
Mat 10:9  No OS proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos;
Mat 10:10  ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.

Aquí tenemos un verso que al entenderlo completamente dejara en claro que el salario del predicador no tiene nada que ver con algo que el procurase para sí de aquellos a los que les está predicando, este verso es el verso 9, aquí la palabra usada para decir “No os proveáis”, es la palabra ktaomai (κτάομαι), conseguir, ganar, obtener. Se trata de una orden y esa orden es no busques para ti mismo ningún tipo de ganancia cuando vayas a hacer mi labor, en otras palabras, ellos no te pueden recompensar por lo que haces, yo soy quien pago tu salario, apunta a la intención que debe tener el predicador al ir a hacer su trabajo, el no espera nada de nadie humanamente, el espera del Señor directamente su salario, sin embargo como quedó demostrado antes, por el simple hecho de hacer una labor humanamente hablando le da un derecho tal cual Pablo lo expreso y explicó muy bien apelando al sentido común, pero con todo y eso observe que él mismo dice:

1Co 9:15  Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así conmigo; porque prefiero morir, antes que nadie desvanezca esta mi gloria.
1Co 9:16  Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!
1Co 9:17  Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada.
1Co 9:18  ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.

Ordenaremos un verso que quedo mal puesto por los copistas en el anterior pasaje y causa que las personas no lo entiendan como debe ser, observe:

1Co 9:17  Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, recompensa tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada. ¿Cuál, pues, es mi galardón?
1Co 9:18  Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.

Esa porción de “¿Cuál, pues, es mi galardón?” debe ir al final del verso 17, para que pueda tener sentido completo lo que se dice en dicho verso, llegando a entender que la labor encomendada si se hace de buena voluntad tiene recompensa, pero sí de mala voluntad no la habrá, por lo que es necesario predicar gratis, para no abusar de ese derecho.

Sin embargo, aún este verso 17 amerita más estudio y es que la palabra usada para decir “recompensa” y “galardón”, es la misma palaba que Pablo usa en 1Ti 5:18   y que se traduce como “salario”, muy convenientemente la tradujeron de esa manera pues se trata del clero católico (esto para la mente que tenga sabiduría) quienes lo hicieron, así que no habría ninguna objeción si nosotros rescribiéramos dicho verso de la siguiente forma: 1Co 9:17  Por lo cual, si lo hago de buena voluntad, SALARIO tendré; pero si de mala voluntad, la comisión me ha sido encomendada. ¿Cuál, pues, es mi SALARIO?

Como puede observar desde esta perspectiva las cosas se ven más claras pues deja ver que ese salario al que se refiere Pablo no tiene nada que ver con aquellos derechosa los que se refirió anteriormente, pero como es más fácil engañar que enseñar, por esa razón se cambiaron las palabras por las que más convenían a sus intereses y no por las que debían ser. Aun la  misma palabra usada para decir “comisión”, no refleja toda la responsabilidad del trabajo, esta palabra es la palabra oikonomia (οἰκονομία), habla de una mayordomia, de alguien que tiene a su cargo el cuidado de lo que se le ha encomendado, habla de  un trabajo de muchísimo cuidado, no de cualquier comisión por allí, es por eso que Pablo habla de SALARIO, por supuesto que dicho salario no lo pagaran los hermanos de esas congregaciones, ese salario lo paga es aquel que lo uso por mayordomo o administrador de esos asuntos.


RETOMANDO:

Mat 10:10  ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.

Aquí la expresión  usada para decir “digno de su alimento” es la palabra griega trofé (τροφή), va acompañada de la palabra áxios (ἄξιος ) merecedor, digno, padecer con justicia, merecer, por lo cual la expresión realmente apunta más a aquel que proporciona el sustento o la ración o el sustento al obrero qué a la labor misma del obrero, ya que en esa época, cuando se contrataba a alguien para una labor específica, el amo/dueño de la finca o del terreno donde se iba a laborar, era quien daba el sustento a medida que ellos iban haciendo el trabajo, los empleados llegaban a trabajar y habían otros encargados de prepararles los alimentos de tal manera que tras varias horas de labor llegaban y se reunían para comer, esta era la corona del dueño de la finca o plantación, esa era su gloria, darles el sustento mientras se mantuviesen trabajando, así que esta expresión apunta más a aquel que sustenta y que hace justicia que al sustentado, más al que paga que a quien recibe, sin dejar de ser por supuesto una relación justa y digna para ambos, de allí que diga que “es digno de su alimento”.


OBSERVE:

Rut 2:14  Y Booz le dijo a la hora de comer: Ven aquí, y come del pan, y moja tu bocado en el vinagre. Y ella se sentó junto a los segadores, y él le dio del potaje, y comió hasta que se sació, y le sobró.
Rut 2:15  Luego se levantó para espigar. Y Booz mandó a sus criados, diciendo: Que recoja también espigas entre las gavillas, y no la avergoncéis;
Rut 2:16  y dejaréis también caer para ella algo de los manojos, y lo dejaréis para que lo recoja, y no la reprendáis.
Rut 2:17  Espigó, pues, en el campo hasta la noche, y desgranó lo que había recogido, y fue como un efa de cebada.
Rut 2:18  Y lo tomó, y se fue a la ciudad; y su suegra vio lo que había recogido. Sacó también luego lo que le había sobrado después de haber quedado saciada, y se lo dio.

La gracia del amo es saciar a todos sus obreros, Ruth comió tal cual lo dice el verso 14, luego siguió trabajando, y ya al final después de haber seguido trabajando volvió y de eso que comió llevó a Noemí, tal cual dice el verso 18. Igualmente la gracia del Señor es sustentar a todos sus verdaderos obreros ya  que ellos son dignos de su sustento diario, por eso  es que dice en: Mat 6:11  El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.


PARTE 2

1Co 9:14  Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.

Esta parte 2 es más sencilla y simple de explicar una vez que ya tenemos todo lo anterior claro, lo difícil o aparentemente difícil para quien lee esta 2da parte “que vivan del evangelio” Miremos ahora la segunda parte, es su desconocimiento del contexto de la época.

En muchas ocasiones leemos en las escrituras las expresiones “evangelio”, “evangelio de Cristo”, “mi evangelio”, “evangelio del reino”, “evangelio de Yahshua”, “evangelio del reino de Yahweh”, “evangelio de la paz”, “evangelio de aquella promesa”, “evangelio de la gracia de Yahweh”, “evangelio de la resurrección”, “evangelio de la gloria”, “evangelio de la incircuncisión”, estas expresiones siempre traen la idea de BUENAS NUEVAS, ese es el significado que siempre por defecto se le da a la palabra “evangelio”, pero también hay en Gálatas 1:6 la expresión “evangelio diferente”, o sea, noticias diferentes, fíjese como desaparece la parte “buenas” y solo queda “noticias”, así que muy a pesar de muchos, “evangelio” simplemente significa “NOTICIAS”, estas noticias pueden ser BUENAS o noticias PERVERTIDAS cuando se apartan de la verdad, a eso es a lo que apunta Galatas 1:6-9

Lo anterior para sacarlo un poco de que la palabra “evangelio” siempre va a significar “buenas nuevas”, ya se dio cuenta que no es así, esta palabra usada para decir evangelio, la palabra usada para decir “vivan” es el sustantivo (forma no personal del verbo zao/ζάω) en la oración, está en presente y en voz activa al estar en infinitivo indica que quienes predican deben mantenerse con vida valiéndose del evangelio cuando sea necesario, hasta aquí no se nota nada diferente a lo que pudiésemos entender, pero si consideramos que el significado de la palabra “evangelio” no siempre es “buenas nuevas” como establecimos anteriormente.

La palabra euangelion (εὐαγγέλιον), denotaba originalmente una recompensa por buenas nuevas; más tarde desapareció la idea de la recompensa, y la palabra vino a denotar las mismas buenas nuevas. Esta palabra por supuesto no fue la que uso el Señor cuando Pablo hace alusión a que el Señor dijo “que vivan del evangelio”, pues el Señor no proclamo el mensaje en griego sino en hebreo, sin embargo es curioso que esa palabra “euangelion”, guarde ese significado de dar una recompensa por traer buenas noticias.

La palabra hebrea equivalente a esta concepción de dar recompensa por una buena noticia, es la palabra שְׁמוּעָה shemuá, significa de forma literal algo que es oído, anuncio, doctrina, noticia buena, pregón, predica, ciencia. En esa época existía la costumbre de que cuando alguien traía una buena nueva, era de esperarse que le dieran una recompensa conforme a la generosidad de aquel a quien se le entregaba dicha buena nueva, no así al que llevaba malas nuevas.


OBSERVE EL SIGUIENTE FRAGMENTO:

2Sa 18:19  Entonces Ahimaas hijo de Sadoc dijo: ¿Correré ahora, y daré al rey las nuevas de que Jehová ha defendido su causa de la mano de sus enemigos?
2Sa 18:20  Respondió Joab: Hoy no llevarás las nuevas; las llevarás otro día; no darás hoy la nueva, porque el hijo del rey ha muerto.
2Sa 18:21  Y Joab dijo a un etíope: Vé tú, y día al rey lo que has visto. Y el etíope hizo reverencia ante Joab, y corrió.


OBSERVE AHORA:

2Sa 18:22  Entonces Ahimaas hijo de Sadoc volvió a decir a Joab: Sea como fuere, yo correré ahora tras el etíope. Y Joab dijo: Hijo mío, ¿para qué has de correr tú, si no recibirás premio por las nuevas?

2Sa 18:27  Y el atalaya volvió a decir: Me parece el correr del primero como el correr de Ahimaas hijo de Sadoc. Y respondió el rey: Ese es hombre de bien, y viene con buenas nuevas.


EN CONCLUSION:

Ahimaas siempre daba buenas noticias, esta vez no era muy buena, Ahimaas pensaba que si lo era, pero Job sabiendo que no sería así y que no recibiría recompensa se lo prohibió y en su lugar envió a un Etíope para no dañarle su reputación.

Ante esta evidencia no se puede refutar absolutamente nada de lo anteriormente expuesto, el mensajero siempre recibía una recompensa por su servicio, a esta forma de premio, de recompensa, por el trabajo realizado es a la que se refiere el apóstol Pablo en 1Co 9:14  cuando dice “que vivan del evangelio”, en otras palabras, quien lleva el mensaje de salvación, si bien es cierto que no puede hacerlo por interés mal sano, puede y debe estar preparado para la generosidad de aquellos a  quienes les está compartiendo de la palabra del Señor, confiando en que el Señor es poderoso para tocar aquellos corazones ante la necesidad del mensajero cuando esta sea manifiesta y el necesite de algo sea que lo exprese o no lo exprese a aquellos ante quienes cumple su misión, esto mis queridos es realmente lo que Pablo dice y explica en su defensa en 1ra Cor 9:1-18, de manera complementaria y definitiva podemos mirar:

Apo_11:18  Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.
Apo_22:12  He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

En ambos pasajes la palabra usada para decir “galardón”, es la misma palabra que todo el tiempo han usado para decir “salario”, misthos (μισθός), así que perfectamente puedes entender que el Señor vendrá y le pagara a cada quien su salario por la obra que se supone deba estar haciendo cuando el venga, así que en todo momento Pablo se refiere a una dualidad, por un lado al pago que da el señor por el servicio y que debe ser tenido como la meta superior y también se refiere a que por el simple hecho de realizar esta labor, de alguna manera también se tiene  cierto derecho sobre cualquier bendición que le llegue a los hermanos por causa de su fidelidad al evangelio que se les está enseñando, lógicamente como quedó claro, esto no debe ser nunca el interés del predicador pues él sabe que tiene un interés superior que es más valioso que cualquier otra cosa, por eso el Señor prohíbe que alguien procure para sí mismo nada de lo que le pertenece a los que s eles está predicando.

ASI QUE ESO DE QUE EL OBRERO ES DIGNO DE SU SALARIO, APUNTA AL PAGO QUE DA EL SEÑOR Y NO A CUALQUIER COSA QUE EL “LIDER” PUEDA SACAR DE LOS HERMANOS.


CUAL ES ESE SALARIO REALMENTE:

Mat 25:31  Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
Mat 25:32  y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
Mat 25:33  Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
Mat 25:34  Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

ESO DE EL OBRERO ES DIGNO DE SU SALARIO ES UNA SEGURIDAD PAGO DE LA LABOR QUE SE HACE PARA EL SEÑOR, Y SU RESPECTIVA RECOMPENSA, DESAFORTUNADAMENTE LOS PERVERSOS NO LO ENTIENDEN NI LO QUIEREN ENTENDER DE ESA FORMA Y CON ESA MISMA FRASE EXPLOTAN A LAS ALMAS INDOCTAS.


MALDITO POR YAHWEH EL QUE ES COLGADO EN UN MADERO

MALDITO POR YAHWEH EL QUE ES COLGADO EN UN MADERO

Gál 3:13  Yahshua nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).

El anterior verso no puede ser interpretado de manera aislada, es necesario tener en cuenta en primer lugar a que se refiere Pablo con conceptos y palabras como “redimió”, “la maldición de la ley”, “hecho por nosotros maldición”, y que es exactamente a lo que se refiere al remitirnos a la cita del AT que aparece entre paréntesis.

La cita a la que se refiere el comentario que está entre parénesis es:

Deu 21:22  Si alguno hubiere cometido algún crimen digno de muerte, y lo hiciereis morir, y lo colgareis en un madero, Deu 21:23  no dejaréis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldito por Dios es el colgado; y no contaminarás tu tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.

Pero antes de entrar en detalles, observe que lo que está entre paréntesis hace parte de una ampliación o interpretación que da el copista, no se trata de algo a lo que Pablo haya hecho alusión directa el día que expreso todas sus palabras a los Gálatas, el copista por supuesto está entendiendo las ideas y la doctrina a la que se está refiriendo Pablo y trata de darnos una mano como diciéndonos,”Ey, ojo que la clave es este tema”, así que para saber todo como debe ser es necesario leer y comprender en detalle el contexto de Deut 21:22-23.

De lo anterior se desprenden dos tópicos muy importantes y que sirven de sustento al creyente en su vida espiritual:

1.         El Señor muere bajo la ley de Moisés, esto es fácil de observar pues por eso mismo el copista usa ese versículo, de no ser así no lo hubiese utilizado, además le sirve como apoyo jurídico y espiritual a la argumentación que sigue a continuación en ese capítulo de Gálatas, esta argumentación es justamente el siguiente tópico.
2.         La justificación por Emunah (fe) y no por las obras de la ley.

Cuando miramos Deut 21:22-23, vemos que la condición es si aquel hubiese cometido algún crimen DIGNO DE MUERTE, el Señor Yahshua Ha Mashiakj, por supuesto no cometió ningún crimen, es justamente esta injusticia para con él, LA CUAL SIRVE COMO PROPICIACIÓN POR NUESTROS PECADOS.

1Jn 2:2  Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
Aquí en el anterior verso hay una sinécdoque, donde se usa el todo por la parte, se usa toda la vida y obra del Señor como una vida que justifica, como el medio por el cual el pecado de todo hombre que se arrepiente es cubierto y remitido, la palabra usada para decir “propiciación” es jilasmos (ἱλασμός), relacionado con jileos, misericordioso, propicio, significa expiación, un medio por el cual el pecado es cubierto y remitido. Así que el Señor mismo es el medio tal cual lo dice 1Jn 2:2

Esa justicia PARA CON EL SEÑOR es la que nos alcanza a nosotros quienes hemos creído en él, otro concepto que debemos tener claro es el de “redimir”, exagorazo (ἐξαγοράζω), esta palabra trae la idea de comprar para liberar o para sacar a fuera ya que tiene la raíz ex (ek, sacar, liberar), se usaba de manera jurídica para mostrar la acción de comprar a un esclavo con la intención de liberarlo de su esclavitud (de su amo), se utiliza de manera figurada no solo en Gálatas 3:13, sino que también en:
Gál 4:5  para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Gál 4:6  Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

Podemos ver que eso de “redimir”, es una forma de decir que (los que estaban bajo la ley) ya no tenían por qué obedecer a la ley y sus ordenanzas, ya que estas los volvían esclavos de ellas y no les podían dar vida pues justamente habían cometido delante del Señor transgresiones dignas de muerte y por lo tanto esa ley no podía darles vida.

Al mismo tiempo ese “redimir” da la posibilidad de ser adoptados como hijos suyos, para entender esto de hijos adoptados, miremos el término “hijos”, existen dos palabras que son traducidas al castellano como “hijos”,  tenemos por un lado a teknou / Τέκνον / téknon, hijo (como producido), hijo, se infiere también: descendencia, es un término relacionado con tikto que significa: engendrar, dar a luz, se usa tanto en el sentido natural como en el figurado en contraste a huios que también significa hijo, pero tikto, da prominencia al hecho del nacimiento, en tanto que huios destaca la dignidad y el carácter de la relación, en sentido figurado, teknou / Τέκνον / téknon y huios  se traduce siempre como hijo/s, con lo que en las versiones castellanas se pierde la distinción entre huios, hijo, y teknon, niño, POR LO CUAL ESO DE “hijos”, se usa para destacar la dignidad y el carácter de la relación que debe haber entre el Señor y aquellos a quienes redime y a aquellos que se acercan a él de corazón arrepentidos, es decir, nosotros.
Todos esos de alguna forma son libres de la ley de Moisés y de la ley del Pecado y de la muerte de la cual éramos esclavos como gentiles (pues no éramos parte del pueblo de Israel) en ese sentido ambos somos comprados o liberados de la “maldición” de la ley para ser hijos libres, ese es el mejor regalo que un padre puede dar a un hijo, su libertad, eso muestra el amor de dicho padre, el medio de pago ante el creador ya quedamos claro que fue aquella injusticia que se cometió humanamente hablando y la justificación por esa vida perfecta y sin mancha que nos da vida eterna libres del pecado (a todo el que se arrepiente lógicamente), por lo cual nosotros como sabedores de todo esto lo mínimo que podemos hacer es aspirar a ser dignos de tanto amor por medio de nuestro testimonio y mantener una excelente relación con el Señor.

Eso de “la maldición de la ley”, ya lo tratamos someramente anteriormente, sin embargo ampliaremos que significa justamente la palabra “maldición”, para entender todo esto de forma integral.

La palabra usada para decir “maldición” es katara (κατάρα), está formada por dos partes “kata (abajo)” y “ra”, denota execración, estar apartado por ser indigno, no favorecer a alguien por algo reprochable, no ser algo o alguien digno del Señor (execración), así que eso de “de la ley”, apunta es a que tal persona está sujeta (bajo), a las consecuencias de la infracción de la misma.

Esos REALMENTE ERAN los judíos, NO NOSOTROS, ellos eran quienes estaban sujetos o bajo esas consecuencias, nosotros estábamos excluidos de ese pacto o ley, estábamos sin esperanza, no éramos nadie, estábamos perdidos por defecto, a menos que algún gentil buscase del Señor de verdad verdad.

Efe 2:12  En aquel tiempo estabais sin Yahshua Ha Mashiakj, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Yahweh en el mundo. OBSERVE QUE LE HABLA A LOS  GENTILES.

Más claro no puede estar, pero tranquilos…

Efe 2:13  Pero ahora en Yahshua Ha Mashiakj, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Yahshua. Efe 2:14  Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, Efe 2:15  aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, Efe 2:16  y mediante la cruz reconciliar con Yahweh a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Efe 2:17  Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; Efe 2:18  porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Efe 2:19  Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Yahweh,

Nosotros (los gentiles) éramos ya de hecho maldición, es decir, estábamos apartado por ser indignos, éramos reprochables ante el Señor, éramos dignos de su castigo aunque no estuviésemos bajo la ley de Moisés como tal, pues su ley estaba y sigue estando escrita en nuestros corazones hiciéramos o no las cosas de la ley de Moisés, lealo en:

Rom 2:14  Porque cuando LOS GENTILES QUE NO TIENEN LEY, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, Rom 2:15  mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, Rom 2:16  en el día en que Yahweh juzgará por Yahshua Ha Mashiakj los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

No nos hemos apartado del tema, solo para dejar claro que ese verso era para los judíos, y que igual nosotros estábamos  sin esperanza y perdidos, pero una vez venido el Señor, esto es lo que debemos hacer:

Hch 17:30  Pero Yahweh, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Retornemos... ahora es más comprensible el porqué de la maldición de la ley, Y POR QUE FUE “hecho por nosotros maldición

Gál 3:14  para que en Yahshua Ha Mashiakj la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la EMUNAH  recibiésemos la promesa del Espíritu.

Dicha promesa es esta:

Joe 2:28  Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
Luc 24:49  He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.

Con justa razón el profeta dice: Isa_53:5  Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

En Gálatas 3:13 cuando dice “hecho”, no dice que se haya maldecido a sí mismo, sino que “fue hecho”, eso de que “fue hecho” es equivalente a “herido fue” en Isaías 53:5, ya que en ambos el instrumento de castigo somos nosotros mismos, por culpa del hombre y sus trasgresiones la ley exigía una expiación, así que la ley lo declaraba a él bajo “maldición (ya vimos antes el significado de esta palabra)”, son cosas de derecho legal espiritual.

La palabra usada para decir “hecho”, esta palabra es: ginomai (γίνομαι), cuyo significado es, venir a ser, se traduce algunas veces con el verbo “hacer”, o con su participio “hecho”, en el verso de Gálatas dicha palabra tiene el siguiente morfema:  VAMP-SNM verbo, aoristo, medio, participio, singular, nominativo, masculino; es un verbo en tiempo aoristo, conjugado en voz media y es un participio.

¿Qué significa todo esto?

El participio de un verbo griego funciona como un adjetivo, es  decir, expresa cualidades derivadas de dicho verbo, la voz media indica que recibe sobre si mismo una acción que le hace reaccionar, por lo cual es imposible que él se haya hecho así mismo maldición, expresión que estaría en voz activa, y vemos claramente que no es así pues “hecho” está en voz media.
Algo vino sobre el Señor para que “fuese herido” o “hecho maldición” por nosotros, esta palabra “por nosotros” es la palabra: juperekperiáou cuyo significado es: a favor de, en pro de, en nombre de, en lugar tuyo.

Así que lo que vino sobre el Señor y por lo  que “herido fue” y por lo cual fue “hecho maldición”, fueron nuestros pecados, nuestras transgresiones, las cuales el cargo sobre si mismo, no que el se haya maldecido así mismo, eso es sencillamente imposible, léalo en:

1Pe 2:24  quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

Esto de “y por cuya herida fuisteis sanados”, es lo mismo de Isaías 53:5 de lo cual hablamos anteriormente, así que quien maldijo al Señor y lo hirió fueron nuestros pecados, nosotros fuimos quienes hicimos eso con nuestras trasgresiones, sea santo el Señor y bendito por siempre.

Lo bueno de todo esto es que al Señor haber asumido nuestras rebeliones, ahora somos participes de todas las promesas que eran para los judíos con tal de que le reconozcamos como Señor y salvador por medio de la Emunah ya que él era el depositario de todas aquellas promesas dadas a Abraham, tal cual lo dice:

Gál 3:14  para que en Yahshua Ha Mashiakj la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la Emunah recibiésemos la promesa del Espíritu.

El Señor al no haber cometido ningún crimen digno de muerte, viene a ser el cordero expiatorio
Deu 21:22  Si alguno hubiere cometido algún crimen digno de muerte, y lo hiciereis morir, y lo colgareis en un madero, la pregunta que alguien se haría sería la siguiente:

¿Por qué es que el colgado es maldito por Yahweh?

Deu 21:22  Si alguno hubiere cometido algún crimen digno de muerte, y lo hiciereis morir, y lo colgareis en un madero,
Deu 21:23  no dejaréis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldito por Yahweh es el colgado; y no contaminarás tu tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.

La palabra usada para decir “maldito” es קְלָלָה Quelalá cuyo significado es vilipendio, despreciar,  maldecir, execración, estar apartado por ser indigno, no favorecer a alguien por algo reprochable; sin embargo esta palabra no está sola, viene acompañada de la partícula ki, la cual es un prefijo preposicional que se usa para indicar RELACIONES CAUSALES de toda clase, antecedentes o consecuentes; en este caso se establece una relación CONSECUENTE entre el colgado y aquellos quienes tienen una heredad o tierra donde se ha colgado a alguien.

¿Qué es lo que significa realmente todo esto?

La relación causal de ser maldito (la causa de la maldición sobre el colgado) podría llegar a afectar a los dueños de aquella tierra, al mostrar su mal corazón por no sepultar al colgado, ellos entendían muy bien esto que acabas de leer y es por eso que nunca dejaban a nadie colgado sin sepultar, lo hacían lo antes posible, ya que el vilipendio que había sido sobre el colgado también sería puesto sobre aquellos dueños de la heredad o de la tierra donde habían colgado a aquel como estos no lo sepultaran a tiempo.

El colgado era maldito por Yahweh justamente por lo que has leído anteriormente, esto es, Deu 21:22  Si alguno hubiere cometido algún crimen digno de muerte, O SEA, HA COMETIDO UN CRIMEN DIGNO DE MUERTE,  a tal grado que debe servir de ejemplo a toda la comunidad para que estos eviten caer en las mismas causales legales, y frente al Señor todos somos dignos de muerte, pues hemos cometido trasgresión digna de muerte, lo cual es el pecado y eso nos destituye de su gloria inmediatamente, para que tenga este asunto más claro de una vez por todas, observe: Rom 3:23  por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Yahweh,

Eso de Deu 21:23  … y no contaminarás tu tierra que Jehová tu Dios te da por heredad, debemos mirarlo teniendo claro el significado de la palabra “contaminar”, esta es la palabra טָמֵא tamé raíz primaria; estar contaminado, específicamente en un sentido ceremonialmente o moralmente.

Así que al leer: Gál 3:13  Yahshua nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).

Lo que debemos entender es que el Señor nos ha comprado de aquella esclavitud para hacernos hijos suyos, ya que nuestras trasgresiones fueron las que lo hicieron enfrentar el vituperio y el vilipendio llevándolo a ser alguien execrable, sufriendo el castigo que debía ser sobre nosotros, siendo él a favor nuestro, en nuestra ayuda, ahora bien,  cuando el escritor anota entre paréntesis (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), quiere que por alguna razón vayamos a la cita de Deut 21:22-23, la razón es la relación causal que existe entre los que son dignos de muerte (los pecadores a los que aún no vas a predicarles) y lo que les aguarda (la condenación eterna) frente a aquellos que sabiendo lo que tenían que hacer no lo hagan pues su tierra también iba a ser contaminada pues esa “contaminación” era justamente por dicha causa, es decir, por no hacer lo que se les ordenaba ya que moralmente hablando estaban mal al no obedecer al Señor.

Gálatas 3:13 es una declaración muy profunda que tiene implicaciones para todo aquel que ha sido objeto del amor del Señor y que ha sido libertado del pecado, y esos somos tu y yo, así que procura ir a predicar y a hacer tu parte de la mejor forma posible y si aún no vas o no puedes ir por lo menos pon tu testimonio por palabra frente a otros de tal forma que seas un instrumento en manos del Señor para salvación.

LO GRAVE, ES QUE, NO ES QUE SEA MALDITO EL COLGADO EN UN MADERO, NO, SINO QUE LO ES POR CAUSA DEL SEÑOR,  SI NO HACE LO QUE SE ESPERA DE EL, ESE ES EL PROBLEMA Y ES A LO QUE EL ESCRITOR DE GALATAS 3:13 QUIERE LLAMARNOS LA ATENCION.


ESPERO QUE AHORA SI LO TENGAS MAS CLARO Y PUEDAS HACER TU PARTE SOBRE AQUELLOS QUE HAN COMETIDO CRIMEN DIGNO DE MUERTE ESPIRITUAL.